RETRATO DE UN/A MEDIADOR/A EN ESPAÑA.

foto-23-10-16-12-46-43

ARTÍCULO: AUTOR: DAVID CEBALLOS PEÑA. Para la Difusión del Programa Lánzate.

RETRATO DE UN/A MEDIADOR/A EN ESPAÑA:

Podríamos convenir un nombre para este retrato, para esta persona, partiendo de la premisa que resulta tener un sexo concreto: mujer. Pudiéramos llamarla Rocío, una mujer que tiene 44 años y que ha nacido en Andalucía y ahora vive en Madrid. Estudió la Licenciatura de Derecho en la Universidad Complutense de Madrid. Se estableció como Abogada en Madrid con más de 20 años de ejercicio Desde hace ya unos años, con la llegada de la crisis económica, vio reducido sus honorarios profesionales, queriendo acudir de nuevo al Turno de Oficio de la Comunidad de Madrid. A partir del año 2.011 todo comenzó a cambiar en su vida personal y profesional a raíz de esta disminución de ingresos. Los retrasos en los pagos por parte del Gobierno de Madrid no ayudaron en sacar mes a mes la economía doméstica. Preocupada, triste…, escuchó hablar a un compañero de profesión sobre la formación en Mediación en Conflictos que él había realizado. Según éste la Mediación podría ser un nicho complementario de actividad profesional. Habla con él y se siente convencida. “Parece ser que esto de la Mediación ha venido para quedarse, y qué puede que las Administraciones lo incentiven y ella pueda tener un trabajo”, se dijo a sí misma.

En el mes de Septiembre del año 2.011 se matrícula en un Máster de Mediación y Resolución de Conflictos de una Universidad de Madrid. Invierte una buena cantidad de dinero que le ha costado mucho reunir, pero deposita la confianza en el testimonio de su compañero, así como en las recomendaciones de otros colegas, las noticias y anuncios en redes sociales y prensa que hablan sobre el gran futuro que le espera a la Mediación: “Es mi futuro también, tengo derecho a ser Mediadora y esta inversión la podré recuperar”. Después de varios meses de curso finaliza sus estudios del Máster y decide comenzar a desarrollar esta labor profesional, asociándose a una Asociación de Mediación e inscribiéndose en los Registros oportunos. Tiene mucha ilusión, ilusión por poder desarrollar esta labor profesional. Anima a otros muchos compañeros que saben que lo están pasando mal a sumarse a este movimiento que en breve plazo se asentará. Entiende que este Método va a llegar a ocupar una cuota del 30% respecto a la totalidad de los Conflictos sometidos a Resolución. Además sabe que cuenta con el apoyo de su Colegio Profesional, máxime cuando lo percibe como un adalid de la defensa de la mediación y cómo un ente que tiene que reclamar por derecho propio su espacio en esta disciplina. Con el paso del tiempo contempla cómo se van multiplicando exponencialmente las iniciativas, registros de mediadores, cursos de formación, congresos, simposios, seminarios, jornadas, aquí y allá comienzan a haber no ya Congresos locales, sino ya son Regionales, y al poco se convierten en Nacionales, para con el paso de los meses todos los Encuentros son ya Congresos Internacionales:

Rocío está convencida, completamente convencida de qué la Mediación en los ámbitos Familiar, Civil, Vecinal, Sucesiones, etc es conveniente para no sólo los Conflictos de sus potenciales clientes, sino también para los propios. La cuestión es que a pesar de ello, contempla que todos los compañeros formados en Mediación así como otros conocidos y amigos que se han formado, acuden a resolver sus conflictos al ámbito judicial cuando tienen un problema. Ella les dice: “Acude a un Mediador, yo no soy neutral en tu conflicto, pero puedo derivarte a uno que hizo el curso conmigo”, pero le contestan; “No hay nada qué hacer Rocío. Te agradezco el ofrecimiento, lo he pensado también, pero creo que esto no lo arregla nada más que una Sentencia que le diga a estas personas lo que tienen qué hacer, así que les voy a meter una buena demanda”. A pesar de todo ello, sus amigos y ella declaran qué en un 95% de los casos personales propios acudiría primero a resolverlo en Mediación.

Durante los años 2.013 y 2.014 consigue gestionar 10 asuntos del ámbito familiar, pero tan sólo 3 casos de 10 pasan de la Sesión Informativa. No obstante lo anterior, no tira la toalla, cuando más baja de ánimo se encuentra acude a un Congreso dónde vuelve a oír a hablar a los Colegios Profesionales, Presidentes de Asociaciones de nuevo cuño, Ministros, Consejeros, Alcaldes, Catedráticos y Profesores Titulares de las bondades de la Mediación.

Toma la decisión en ese año 2.014 de formar equipo de Comediación. Según ella los Mediadores deben de tener una formación de origen de Licenciado en Derecho siendo muy recomendable que sea Abogado en Ejercicio. También debe de haber Psicólogos dado que es la parte que ella no maneja bien, por lo que busca asociarse con una Psicóloga amiga. Le ofrecen la posibilidad de asociarse dentro del equipo con un Trabajador Social, un Educador Social, un Economista y un Administrador de Fincas, pero decide que los Trabajadores Sociales y Educadores Sociales solo pueden intervenir en Conflictos Familiares o Sociales, mientras que el Economista solo en los casos que sean Mercantiles y con el Administrador considera importante que se ciña a casos de Propiedad Horizontal. Y no podía entenderlo de otra forma, como le dijeron en una de sus clases “…para mediar hace falta ser especialista en el sector que se quiera intervenir”.

Después de otros dos años más de actividad profesional irregular, hoy siente que la Mediación tiene futuro, pero solo eso, futuro, y ante las preguntas de un cuestionario de investigación que le envían on line desde Cantabria muestra su malestar.

Según ella, la Mediación se ha desarrollado en su Comunidad Autónoma en un 35% de su potencial, mientras que considera que fuera de Madrid, en el resto de Comunidades Autónomas se ha alcanzado ya un 48%, cercano al Aprobado. En cuanto a la Política de las Administraciones Públicas, considera que su Comunidad realiza Medidas que la merecen un 3 de Valoración, mientras que el Gobierno y su Ministerio de Justicia, concretamente, se merecen un 2,5. Valora en un 7,30 la calidad de los Profesionales que como ella se dedican a la Mediación tanto en Madrid como en el resto de España.

Aunque las cosas no le fueron como ella esperaba, considera un acierto su inscripción en una Asociación, concretamente, valora la actividad de su Asociación en un 7,8. Declara no necesitar más cursos de especialización respecto de Mediación, ni tampoco necesita prácticas, ni bases de datos legales ni Gestores de Expedientes, así como tampoco una Biblioteca temática. Nos dice lo que sí necesita: Encuentros con otros profesionales relacionados con la Gestión de Conflictos, Jornadas y Congresos prácticos donde se incida en el Reciclaje Profesional y que ayuden a la Divulgación de la Mediación entre la Ciudadanía. Valora también los Listados de Mediadores públicos o la posibilidad de derivación de casos por parte de Instituciones y Asociaciones. Para ella también es importante que se le facilite ayuda a la hora de obtener un Seguro de Responsabilidad Civil Profesional asequible.

Muestra abiertamente su insatisfacción respecto a su nivel de actividad económica respecto a Mediación, valorándola como insuficiente. Nos informa de que su media de ingresos económicos provenientes de la Mediación asciende en el mejor de los casos a los 315€ mensuales. De no ser por su actividad de Abogada hace tiempo que hubiera dejado de intentarlo y se hubiera buscado otro trabajo, algo que sabe que han hecho muchos ya.

Finalmente, para Rocío, cualquier actividad, iniciativa o programa que apoye a los Mediadores a la obtención de mejores rendimientos económicos es bienvenida y lo cifra en un 9,75. Sabe que necesita mejorar en cuanto al desempeño de su labor profesional en aspectos tales como su propia autoventa, marca personal, así como conseguir más procesos de mediación derivados de una mayor eficiencia en la Sesión Informativa, dónde admite todavía no obtener los resultados deseados. También cree que sería conveniente poder manejarse con soltura en el mundo on line de las redes sociales, web y nuevas tecnologías.

Ante esta necesidad manifestada, ante la inexistencia de apoyo en estas cuestiones, surge la iniciativa “LánzateMedia: La Fábrica de Proyectos” que en próximas fechas saldrá a la luz de la mano de un grupo de personas que quieren aportar su granito de arena en la construcción de Proyectos Personales y Profesionales de éxito, aportando nada más y nada menos que su “mejor saber hacer”, transfiriendo conocimiento y experiencia para aportar a personas como Rocío.

Esta historia relatada bien podría terminar con una Rocío que decide apuntarse al Programa “LánzateMedia” en su ciudad, marcándose el objetivo de perfeccionar su Autoventa, el Marketing On line… y el rediseño óptimo de su propio proyecto personal y profesional, dado que ha descubierto qué el futuro, pero sobre todo el presente de la Mediación, depende de ella, siempre dependió de ella y de cómo lo afronte: ha descubierto que por fin ha asumido la responsabilidad, que además no está sola en ese camino y eso, eso es un salto cuántico!

Un comentario en “RETRATO DE UN/A MEDIADOR/A EN ESPAÑA.

  1. Perfecta descripción de las actuales vicisitudes de los mediadores convencidos.
    Por suerte hay excepciones, se pueden compaginar dos trabajos, pero difícilmente se pueden compaginar dos profesiones. Hay que arriesgarse. No es sencillo, la tarea básica de la profesión de mediador es su difusión, en mi caso ocupa un 40% del tiempo. Difusión entendida en su sentido más amplio, dando a conocer su existencia al publico en general, pero especialmente trabajando los clientes potenciales, de forma personalizada e insistente, procurando no ser pesada, recordemos que han de llegar a la mediación de una forma voluntaria. En los ámbitos en que yo desempeño la profesión de mediador, la rapidez de la solución “el acabar con esto pronto” lleva pareja el menor coste económico, y ambas realidades son determinantes para que se decidan. Ello no quiere decir que los honorarios del mediador sean irrisorios, antes al contrario, lo bueno se debe hacer valer. No voy a hablar de las tan manidas estadísticas de lo que tarda y no tarda un proceso judicial, y de su coste los que lean este blog, están hartos de verlas, los que no las conocen son los clientes potenciales, con excepciones (y cuando tienes delante alguien que conoce los cose… rápidamente “se apunta” a mediación) y es a ellos a quienes hay que poner en general las estadísticas encima de la mesa.
    Dicho lo dicho, se puede vivir como profesional de la mediación, aunque hoy no sea lo más frecuente, sin duda el programa de Lánzatemedia será una herramienta útil que logrará que muchos mediadores despeguen y se despeguen de sus profesiones de origen.

    Ansiosos ya de conocer Lánzatemedia. Gracias por pensarlo y hacerlo realidad

    ISM, de profesión mediador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s